“La otra cara de la luna”en el Espacio de Arte Roberto Verino de Ourense

INVITACION-espacio de arte Roberto Verino-Katarzyna Rogowicz

_

Me ilusiona invitaros a mi próxima exposición de dibujos “La otra cara de la luna” que tendrá lugar este próximo martes, 3 de septiembre a las 19:00 h. en el Espacio de Arte Roberto Verino de Ourense. 

El evento contará con la presencia del exitoso diseñador gallego Roberto Verino.

Lugar: Espacio de Arte Roberto Verino

Rúa do Paseo, 21

32 003 Ourense

Horario: de Lunes a Sábado de 10:00 a 20:30 horas / Domingo cerrado

#katarzynarogowicz ⁠#robertoverinooficial #gargalo #bodegasgargalo
#RVCarolynB #fw19 #90sinspo#90fashion #new #rv#otoñoinvierno1920#robertoverinooficial #NewCollection

Anuncios

El Estrecho

EL ESTRECHO-Katarzyna Rogowicz-BAJA
Ilustración Copyright © Katarzyna Rogowicz, All rights reserved

Paisajes con historia

“Aulo Calpurnio oteó en derredor. Las vistas desde el castellum eran inmejorables: se observaban no solo las cuencas del Argos y el Quípar, sino también el oppidum ibérico que dominaba el estrecho. Justo enfrente, en el cabezo sobre la Fuente de las Tosquillas, divisó la turris specularis, que sus hombres construyeron para cubrir el espacio que no se controlaba desde el castellum.

Los speculatores que eligieron ambos enclaves sabían lo que hacían: podían dominar el paso entre la Hispania Citerior y la Ulterior desde el puerto de Carthago Nova hasta el Anas Menor y el Alto Betis.

Por eso lo enviaron a él al mando de una cohorte de legionarios y dos centurias de auxiliares. Sus órdenes fueron erigir castellum y turris y entablar buenas relaciones con los íberos de los poblados vecinos. Llevaba 20 años en el ejército. Había servido primero a las águilas en Siria y la Galia Cisalpina, pero luego había decidido servir solo a César. Con él había combatido en las Galias, en Alejandría, en Farsalia y de nuevo en Siria. Tras él cruzó el Rubicón, consciente de que aquello lo convertía en traidor a la República y, por ende, a Roma. Ni él ni ninguno de sus hombres dudó: donde estuviera César, allí estaba Roma.

Cuando su general lo llamó al praetorium y le comunicó que lo había elegido a él, Aulo Calpurnio, centurión primus pilus de la Legio IX, para encomendarle una misión de la que pendía el futuro de la guerra civil que enfrentaba a los cesaristas con los hijos de Pompeyo, se hinchó de orgullo y aceptó sin preguntar nada. Reclutó una cohorte entre los mejores efectivos de la Décima y la Nona. De los auxiliares seleccionó a una partida de honderos baleares, de arqueros partos, de jinetes germanos y de speculatores íberos y celtíberos.

Combate

Dos trirremes y unas naves onerarias los trasladaron hasta las Montañas de Hierro, a poniente de Carthago Nova. Allí se les unió una turma de íberos, que tenían lazos de hospitalidad con Julio César de cuando fue quaestor por esos lares. Le advirtieron de que no podía contar con la lealtad de los oppida del contorno, ni siquiera de la misma Carthago Nova: Pompeyo y sus hijos tenían lazos de clientela con muchos de ellos. Estaban solos.

Calpurnio supervisó personalmente el alzamiento de las fortalezas, asegurándose de que estuvieran cercanas a fuentes y de que sus hombres acumularan víveres para soportar un asedio. No les dejó ni un día de descanso: redobló las patrullas de vigilancia, las marchas y ejercicios de combate. Eran milites Caesariani.

Enemigo

Una nundina atrás llegó un mensajero con nuevas órdenes: en Carthago Nova había desembarcado un contingente de más de 5.000 jinetes númidas, contratados como mercenarios por los pompeyanos. Su intención era unirse al enemigo en los alrededores de Corduba, donde estaba a punto de entablarse la batalla que decantara la contienda. Calpurnio debía retrasar esa incorporación: los númidas habían de atravesar el desfiladero sobre el Quípar, que podía ser bien defendido por una fuerza pequeña, pero experimentada como la del primipilus.

Trampa

Dejó media centuria protegiendo la turris y a otra media en el castellum. Mandó a una centuria a la entrada del estrecho para que se enfrentaran a los bárbaros y fingieran huir. Los númidas cayeron en la trampa: desde los riscos que se erguían sobre el río los honderos y los arqueros hicieron gran carnicería, rematada por sus muchachos.

El enemigo se replegó y mandó exploradores para hallar otro paso, por el que atacar a los defensores. Lo encontraron ayer. Calpurnio aún ordenó un ataque contra un enemigo que los superaba en una proporción de uno a diez. Venderían cara su piel.

Los númidas se retiraron al caer la noche. Calpurnio ordenó a los supervivientes que podían valerse que escaparan por los desfiladeros vecinos y se unieran a César en Munda. Él y su optio degollaron a los heridos más graves: los bárbaros no serían tan misericordiosos con ellos.

Luego prendieron fuego a las fortificaciones: ningún enemigo iba a gozar de lo que los cesarianos habían erigido.”

Arístides Mínguez Baños

 

#katarzynarogowicz #dibujo #drawing #historia #murcia #fuego #fire #forestfires #incendio #prayforamazonas

Una tarde con los gladiadores

Paisajes con historia

Anfiteatro de Carthago Nova, Nonas Iulias (7 de julio). Año 3 d. C.

Gladiador oso detalle-Katarzyna Rogowicz-BAJA
Detalle ilustración Copyright © Katarzyna Rogowicz, All rights reserved

“La pantomima de la mañana había resultado hilarante. Titus se había reído a mandíbula batiente con las ocurrencias del actor que encarnaba a Paris, a quien habían caracterizado como un paleto. Su mentor Calístenes no había abandonado su cara de ajo, despotricando contra la irreverencia de los actores al representar de manera mundana a algunos dioses del Olimpo. Al acabar la función, se dirigió a los 3 altares que decoraban la orchestra. Estaban consagrados a la Tríada Capitolina: el central representaba a Júpiter mediante un águila con las alas desplegadas; a su diestra, Juno, en forma de pavo real y a su siniestra, Minerva, como una lechuza. Eran de factura excepcional. Los Paetus, su familia, los habían encargado a artesanos griegos. El heleno rezó ante cada uno de ellos para desagraviar a los dioses.

Habían comido en un ventorrillo de la zona portuaria una fritura de pescado exquisita. Calístenes, que no había parado de darle la tabarra sobre lo bárbaros que eran los romanos y que eran incapaces de ir al teatro como lo hacían los helenos, para quienes era algo casi sagrado, había trasegado dos jarras de clarete y estaba achispado.

Titus saboreaba cada grano de ese día de libertad, que le habían dado sus padres por motivo de los Ludi Apollinares. La ciudad resplandecía. Las calles estaban llenas de nativos y foráneos. Puestos ambulantes, donde se podía comprar de todo lo imaginable, y artistas callejeros coloreaban aún más las vías.

UNA TARDE CON LOS GLADIADORES-Katarzyna Rogowicz-BAJA
Ilustración Copyright © Katarzyna Rogowicz, All rights reserved

Juegos

El niño zarandeó al esclavo, que roncaba su borrachera. No quería llegar tarde al anfiteatro. Tenían un palco reservado. Su cuñado patrocinaba los juegos porque quería que lo eligieran como duovir en las próximas elecciones. Bordearon el teatro y subieron a la recia muralla erigida por los púnicos, a fin de evitar las atestadas calles y acortar camino.

El anfiteatro se encontraba en la ladera del monte de Esculapio opuesta al teatro. Era bastante más antiguo que aquél. Databa de tiempos republicanos. Se decía que en ese mismo solar Escipión el Africano celebró los primeros juegos de gladiadores de Hispania para honrar a su padre y su tío, caídos en combate contra los cartagineses.

La cavea estaba llena. Los últimos rezagados accedían a sus respectivos sectores por los vomitoria que les señalaban la ficha, que los funcionarios les habían entregado según su condición social. Varios esclavos públicos rociaban a los espectadores con agua aromatizada. Los marineros de la flota habían corrido el velum y la sombra ayudaba a amortiguar el calor. Vendedores varios pregonaban su mercancía y los espectadores no dejaban de comprarles cucuruchos de garbanzos, altramuces, sesos y lenguas de pájaro o salchichas calientes.

Al fin su cuñado Salvius dio la señal para que empezaran los juegos. El primer espectáculo era la ejecución de unos criminales condenados a morir en la arena. Se trataba de algunos piratas, unos salteadores de caminos y dos parricidas. Primero los hicieron combatir contra una jauría de lobos famélicos y un león más viejo que el de Nemea. Los sobrevivientes fueron armados contra dos gladiadores tipo andabatae, de los que combatían con un casco que les cubría toda la cabeza sin huecos para los ojos. A pesar de su ceguera los andabatae exterminaron a los convictos.

El público bramaba pidiendo más sangre. Los esclavos limpiaron la arena de los cadáveres, vestidos de Caronte y otros seres infernales. Llegó el turno de los bestiarios: dos parejas de ellos combatieron primero contra un oso y luego contra un tigre. Era la primera vez que se veía uno de estos felinos en la ciudad. El público dio un pronunciado aplauso al editor de los ludi. Salvius estaba ufano cual pavo real. Tenía casi asegurada la elección.

El colofón lo pusieron las cuatro parejas de gladiadores que combatieron a continuación: dos reciarios contra dos mirmilones y dos tracios contra dos hoplómacos. El graderío bramaba. Calístenes fingía despreciar esos ritos tan bárbaros, pero había apostado por los hoplómacos, que vestían al estilo griego, y se asfixiaba cuando veía a alguno de ellos en peligro. Titus no podía ser más feliz.”

Arístides Mínguez Baños

 

#katarzynarogowicz #dibujo #drawing #historia #murcia

Las nupcias de Iunia Paeta

Paisajes con historia IV

Mansión de Lucius lunius Paetus, actual Domus de la Fortuna, Cartagena. Año 3 s. C.

Vestido nupcial detalle 1-Katarzyna Rogowicz-BAJA
Detalle ilustración Copyright © Katarzyna Rogowicz, All rights reserved

“Apenas había pegado ojo. Según la tradición, su madre la había obligado a vestir una túnica recta y una redecilla azafranada, tejidas de arriba a abajo por artesanos que debían estar de pie, para evitar la mala suerte. Su nodriza le había traído una tisana relajante con la que conciliar el sueño. No había surtido efecto.

Antes habían acudido al templo a la Tríada Capitolina. Habían depositado ante la imagen de Juno sus vestiduras ribeteadas con la franja púrpura, propias de los niños, la bulla, que colgaba de su cuello con amuletos para protegerla de mal de ojo, y sus pupae, esas muñecas que la acompañaron en su infancia.

LAS NUPCIAS DE IUNIA PAETA-Katarzyna Rogowicz-BAJA
 ilustración Copyright © Katarzyna Rogowicz, All rights reserved

Iunia suspiró al recordar cómo Pater la llamó a su tablinum dos años atrás. Le gustaba ese despacho, decorado con fastuosos frescos con aves, pequeños sátiros y escenas bucólicas, pero casi nunca entraba. Ahí Pater tenía su biblioteca y recibía a sus clientes más significados. No le gustaba que los niños merodearan por allí.

Junto a Pater se hallaba Salvius, uno de los prohombres de Carthago Nova, que poseía una domus a varias calles de distancia. Pater la hizo sentarse. Sin ninguna contemplación le informó de que habían acordado que, cuando tuviera 15 años, se casaría con el primogénito de Salvio, del que le separaban tres lustros y que servía como tribuno en territorios cántabros, antes de regresar a la urbe y presentarse a las elecciones a duoviri.

Iunia ocultó su turbación abstrayéndose en un bellísimo cisne, que intentaba levantar el vuelo, asustado por un satirillo. Así voló su infancia.

Termas

Salvius le puso en el anular de la mano izquierda el anillo de oro que la comprometía con su vástago, farfullando algo de que de ahí nacía un nervio que llevaba directamente al corazón. Entregó a Pater un cofrecillo con la dote y estamparon sus sellos en un documento que había elaborado su secretario, antes de dirigirse al triclinium, en el que se había dispuesto un banquete. No volvieron a dirigirle la palabra. Éstos fueron sus sponsalia.

Anoche las esclavas decoraron las puertas y ventanas de la mansión con coronas de flores de verbena, mejorana y azahar. Antes de que cantara el gallo su ornatrix la despertó y la llevó a las termas de la casa para tomar un baño purificador. En el triclinium se les unieron Mater y Virginia Secunda, una amiga de la familia, que actuaría como pronuba o madrina, por ser univira, al haberse casado una sola vez.

Habían tenido que mirar con muchísima atención la fecha para las nupcias, pues eran infinidad los días funestos en los que sería sacrílego casarse. Le encantaba mayo: la naturaleza estallaba en todo su esplendor, pero ese mes estaba consagrado a los difuntos y era impensable casarse en él. Habían tenido que aguardar a la segunda quincena de junio, dedicado a Juno, diosa protectora del matrimonio.

Trenzas

La pronuba dio instrucciones a la ornatrix para que la peinara haciéndole las seis trenzas rituales, anudándolas con cintas de lana, mediante las que se recordaba a las vestales. Usó una punta de lanza, regalo de su suegro: se la había arrebatado a un astur al que abatió cerca del monte Medulio. Una vez peinada, ciñeron su túnica con el alambicado Nudo de Hércules con el que simbolizar la indisolubilidad de los esponsales. La cubrieron con un velo azafranado y la calzaron con unos zapatos del mismo color. Fue coronada con una diadema de azahar.

Así ataviada la encaminaron al atrium. Pater sacrificó un cordero, cuyas entrañas fueron examinadas por un auspex, a fin de ver si los dioses aprobaban las nupcias.

Hicieron entrar a su prometido, a quien sentaron a su lado y cubrieron con su mismo velo. Los lares de los Paetus no debían fijarse en él: después de la cena les iba a arrebatar a una de los suyos y se la iba a llevar a otro hogar. La pronuba les dio a comer el pan farreus, mientras unía sus manos. Iunia apenas pudo susurrar ‘Ubi tu Caius, ego Caia’. Decía adiós a su infancia. Ahora era una matrona.”

Arístides Mínguez Baños

Preludio a una guerra

Terrazas del palacio de Asdrúbal, Cerro del Molinete, Cartagena. Verano del 218. a C.

Anniball detalle-Katarzyna Rogowicz-1 BAJA
Detalle ilustración Copyright © Katarzyna Rogowicz, All rights reserved

“Las vistas eran dignas de un dios. A sus pies terminaba una dura jornada Qart Hadast, fundada por su cuñado Asdrúbal 10 años atrás. En los hogares se encendían los fuegos para la cena. Un delicioso olor a pescado asado le llegaba. La multitud buscaba alivio a la sofocante canícula en la zona portuaria.

La bahía se extendía ante sus ojos bellísima. El mar se mostraba esplendoroso mientras el sol, a punto de esconderse tras el Melkart, le regalaba un espectáculo fastuoso.

Aníbal volvió a beber del escifo que le había regalado un mercader de Alonis. El vino de los mastienos era delicioso. Pidió que le volvieran a llenar la copa desde la crátera ática decorada con escenas dionisíacas.

Extrajo su falcata. Adoraba esa espada curva íbera. La empuñaba su padre, desde que se la regalara aquel régulo turdetano. Se deleitó con el brillo que el sol poniente le arrancaba. Abartiaigis, el jefe de los escoltas paternos, se la había entregado al informarle de que aquél había muerto ahogado en el Alebo, huyendo de una emboscada de los oretanos.

Cuando Aníbal sustituyó en el mando a su cuñado Asdrúbal el Bello, asesinado por un traidor mastieno, la primera decisión que tomó fue vengar a su progenitor arrasando la ciudad del rey Orisón. Con ese ataque a los oretanos avivó un avispero, que tuvo que aplacar casándose con Himilce, una princesa de esa tribu.

PRELUDIO A UNA GUERRA-SOL-Katarzyna Rogowicz
Ilustración Copyright © Katarzyna Rogowicz, All rights reserved

Humillación

Himilce había sido una buena esposa adaptándose a las costumbres cartaginesas sin renunciar a sus hábitos iberos. Había engendrado a Áspar, con lo que la estirpe de los Barca continuaría. En esos momentos oraba en el vecino templo de Atargatis para que la diosa de la luna le concediese éxito en la empresa que estaba a punto de emprender: llevar la guerra a Italia y vengarse de la humillación que Roma infligió a Cartago en la última contienda arrebatándole Sicilia, Córcega y Cerdeña.

Aníbal recordó cómo, nada más que pusieron pie en Gadir, su padre Amilcar le hizo jurar, con solo 11 años, odio eterno a Roma en el templo de Melkart. Ahora Baal, el dios al que le debía su nombre, le concedía la oportunidad de cumplir su juramento. Haría morder el polvo a esos bárbaros que se ufanaban de ser hijos de una loba y de su dios de la guerra, Marte.

Asedio

Roma no se había conformado con ahogar a Cartago con una astronómica multa después del primer conflicto, sino que había querido inmiscuirse en los asuntos cartagineses cuando éstos emprendieron la conquista de Spania. Para aplacar sus recelos habían firmado el Tratado del Ebro: los territorios al norte de este río eran patrimonio de los romanos, mientras que los del sur podían ser objetivo de los cartagineses.

Aníbal consolidó el poder cartaginés en Spania firmando acuerdos con unos o arrasando ciudades que ofrecieran resistencia. Un escollo había hallado en Arse, a la que los romanos llamaban Saguntum. La ciudad resistió el asedio de las tropas africanas obligándolo a poner en juego todos sus recursos. Sus habitantes decidieron suicidarse y pegar fuego a sus posesiones antes que rendirse.

Los saguntinos habían pedido ayuda al Senado romano. Unos embajadores se presentaron ante el Barca conminándole a respetar a sus aliados. Les respondió que Arse quedaba al sur del Ebro, en territorio bajo control cartaginés, según el tratado vigente. Cuando la ciudad cayó, Roma aprovechó para declarar la guerra a Cartago.

Le habían llegado noticias de que los romanos estaban concentrando sus legiones en Tarraco para invadir el territorio cartaginés. Lo que jamás podrían imaginar es que Aníbal les iba a dar a probar su misma medicina anticipándose e invadiendo Italia con 60.000 hombres y 40 elefantes. Los dejaría estupefactos: atravesaría los Pirineos y los Alpes en pleno invierno. Lo había preparado a conciencia. Desde la primavera había ido enviando a contingentes iberos para que aseguraran el terreno y acumularan provisiones e impedimenta.

Un elefante barritó desde los acuartelamientos de sus tropas, a la entrada del istmo. Aníbal llenó con delectación sus pulmones. Sí: tenía unas vistas dignas de un dios.”

Arístides Mínguez Baños

Fuente: La Verdad Murcia, Lunes, 19 agosto 2019

‘La Verdad’ publica ‘Paisajes con historia’ a partir de este domingo

Durante ocho días consecutivos, Arístides Mínguez, Katarzyna Rogowicz y Arturo Pérez nadarán en el mundo clásico

Ilustraciones-Katarzyna Rogowicz-3 BAJA
Ilustraciones Copyright © Katarzyna Rogowicz, All rights reserved

‘La Verdad’ ofrecerá a partir de este domingo, y durante ocho días consecutivos, la serie ‘Paisajes con historia’, relatos literarios inspirados en el mundo clásico con reminiscencias a lugares y personajes de la Región de Murcia. Los textos llevan la firma del profesor de Latín y escritor Arístides Mínguez, y estarán ilustrados por dos artistas de reconocida trayectoria como Arturo Pérez (Alhama, 1971) y Katarzyna Rogowicz (Polonia, 1971), que irán alternándose cada día.

Los ocho relatos llevan los siguientes títulos: ‘Muerte de Amilcar Barca a orillas del Thader’ (domingo 18 de agosto), ‘Aníbal Barca prepara la marcha contra Italia desde su palacio en el Arx Asdrubalis, de Cartagena’ (lunes 19 de agosto), ‘Toma de Qart Hadasht por Escipión’ (martes 20 de agosto), ‘La boda de Atellia Cleunica en Carthago Nova’ (miércoles 21 de agosto), ‘Una tarde en el anfiteatro, el teatro y las termas de Carthago Nova’ (jueves 22 de agosto), ‘El viaje de Oculatius Rusticus a los baños de Fortuna y a la Cueva Negra’ (viernes 23 de agosto), ‘Oinófilos, el tabernero del thermopolium ‘Asinus Aureus’, frente a los Baños de Alhama’ (sábado 24 de agosto) y ‘El desfiladero: batalla en el Estrecho de la Encarnación en el contexto de las guerras civiles entre César y los hijos de Pompeyo’ (domingo 25 de agosto).

Arístides Mínguez, actor frustrado, dionisíaco convencido, articulista en ‘Zenda’ y ‘El Hispanoamericano’, como se describe en su cuenta de Twitter, forma parte de la Asociación de Profesores de Lenguas Clásicas (Amuprolag) de la Región de Murcia, que este año ha recibido el premio nacional a la difusión y promoción de los estudios clásicos, concedido por la Sociedad Española de Estudios Clásicos. Amuprolag ha lanzado el proyecto Itinera con el que pretende fomentar la cultura clásica en la Región, ofreciendo actividades a los ayuntamientos, y con el que colabora el suplemento de artes, ciencias y letras de ‘La Verdad’, ‘Ababol’, con dos números especiales dedicados a la huella de Roma y Grecia en la Región.

Fuente: La Verdad Murcia, Sábado, 17 agosto 2019

El universo soñado por la pintora Katarzyna Rogowicz seduce a Roberto Verino

El universo soñado por la pintora Katarzyna Rogowicz seduce a Roberto Verino

” La artista afincada en Murcia expondrá a partir del 2 de septiembre en el espacio de arte del modisto en Verín un proyecto relacionado con la cara oculta de la luna “

Pajaro Marte-Katarzyna Rogowicz

“Una sonrisa permanentemente dibujada en su boca, de la que emana un positivismo contagioso. Su vida es un no parar este año. “Cuando te pones, sabes, salen cosas. Todos los proyectos se están cumpliendo. La máquina está en marcha”, celebra la pintora Katarzyna Rogowicz, singular artista nacida en Polonia que eligió Murcia para vivir. Aunque, en realidad, habita un mundo más amplio, un mundo que para ella solo tiene fronteras imaginarias. Cómo iba a imaginar, de otro modo, que el 2 de septiembre de 2019 inauguraría una exposición en la factoría principal de Roberto Verino en Verín (Orense), en una colaboración especial con el modisto gallego. “La dedicación, hay que dedicarse al 100%, y trabajar. No hay más. Y poder concentrarte, encontrar un lugar para concentrarte por entero. Así es la creación de estupenda y de compleja”. Katarzyna reconoce que esta dedicación por el mundo del arte es algo que comparte con Roberto Verino. “Tiene un equipazo trabajando con él, tiene compromiso en su apuesta por Galicia, y tiene pasión por su trabajo”.

 
Inspiración

La artista conoció al empresario gallego en un viaje por el norte. “Tuve la oportunidad de visitar una de sus bodegas, es un amante del vino, tiene su propio proyecto, Gárgalo. Nos mostró también la tienda. Y luego resulta que él conocía mi trabajo, porque fue uno de los mecenas de mi libro “17+1 Haiku” [cuyas ilustraciones se exponen desde hoy en el centro cultural Francisco Rabal de Villanueva del Río Segura, gracias al Plan de Espacios Expositivos de la Comunidad Autónoma]. En Verín tiene un centro dedicado al arte, y allí cada mes invita a artistas a exponer. Yo llevo un año o más esperando”. Lo que Katarzyna pensó cuando fue seleccionada fue pedir información al equipo de Roberto Verino para conocer en qué se inspiró para la colección Otoño/Invierno 2019-2020, “y lo que hice fue continuar su inspiración, ver qué ocurre interpretando ese trabajo. La colección tiene una esencia minimalista, de los años 90, coincidiendo con los 20 años de la desaparición de la musa de los 90, Carolyn Bessette, junto a su marido, John F. Kennedy Jr., que murieron en un accidente de avión. Es un trabajo que habla mucho del trabajo artesanal, del punto, y su invierno es un invierno que muestra un sabio equilibrio entre la sobriedad de una década de romanticismo sin renunciar a un punto de ensoñación”. Partiendo de los colores del atardecer, Katarzyna Rogowicz se adentró en el terreno de la noche, intentando imaginar ese mundo de ensoñación de la naturaleza, de glamour, de sueños, de lo irreal… que puede existir en el otro lado de la luna. Y, encima, como recuerda, coincide que hace 50 años aterrizó en la Luna la nave Apollo 11, con los celebérrimos astronautas norteamericanos. “Me resultó interesante que la inspiración de un grande de la moda, tan premiado, pudiera tener continuidad, y es verdad que entre los dos se ha creado un cuento, un diálogo, porque pude asistir hace unos días en Madrid a su gran desfile en Mercedes Fashion Week y lo agradable fue que su gama de colores coincide con la que yo elegí. Creo en la conexión con otros artistas y otros creadores”.

LV-Katarzyna Rogowicz
Pie foto: Katarzyna Rogowicz ENRIQUE MARTÍNEZ BUESO

Moda y pintura

Desde la libertad, desde la confianza, la pintora e ilustradora de ojos satelitales comenta a “La Verdad” que todo el mes de septiembre se podrá visitar esta muestra. “Ya tengo hecha la primera parte, la más intensa, la de dibujo y la de imaginar, y luego voy a seguir haciendo un trabajo imaginativo de intervención en el mismo espacio, con pinturas y algo más ligero. Pero la parte conceptual ya la tengo”. La parte oculta de la luna, o el otro lado de la luna… todavía no tiene título definitivo. La exposición se compone de 22 dibujos, a plumilla, con toques de color y collage, con recortes de revistas de los años 60, “¡y he escogido incluso recortes del mismo día que se lanzó el Apolo!, algo muy curioso”. Esos trabajos son individuales, pero también aparecerán formando dípticos o trípticos, “haciendo un juego”, y finalmente habrá una instalación, que está en proceso, en la que se hará acompañar de la figura de un mono de dos metros que ya utilizó para su exposición “Black Velvet” en Invernadero Garden Center Bourguignon de Madrid, “aunque esta vez aparecerá como un astronauta”. Katarzyna está satisfecha con cerrar un círculo, desde el apoyo de Roberto Verino a “17, un triángulo D+I+H”, exposición que anteriormente ha mostrado en Ceutí. Además, tiene también en este momento en el Museo de la Ciudad de Murcia una pieza dentro de la exposición “20+20”, con la que se celebra el 20 aniversario de la institución. La artista encuentra un paralelismo increíble entre esos dos mundos, la pintura y la moda, que ahora se fusionan en el nuevo proyecto. “Hay una colaboración cada vez mayor entre artistas, ya lo hizo Ángel Haro, Nico Munuera, Nuria Mora… Incluir ese lenguaje artístico, a mí me encanta”.

El diseñador y empresario vitivinícola apadrinó a la artista en la publicación del libro “17, un triángulo D+I+H”

“Creo en la conexión con otros creadores”, afirma”.

Manuel Madrid

LA VERDAD DE MURCIA,  24 de julio de 2019

Copyright © Katarzyna Rogowicz, All rights reserved.

17 en Villanueva del Río Segura

17-Villanueva-Katarzyna Rogowicz

🙌TODO LISTO!🙌. Hoy inauguramossssss 17 💋💋💋

Exposición: “17: El triángulo D+I+H (Diseño+Ilustración+Haiku)”

17-1-Villanueva-Katarzyna Rogowicz.jpg

/ Inauguración: 24 de julio a las 21:00 h. /
Lugar: Sala de Exposiciones del CC Paco Rabal de Villanueva del Rí­o Segura
Plaza de la Constitución, 1
Villanueva del Rí­o Segura‪, Murcia‬
Tel.: 968 69 81 86

Horario de visitas:
JULIO / Martes, Miércoles‪ y Viernes de 18:00 h‬. ‪a 20:30 h‬. / Domingo ‪de 12:00 h‬. ‪a 14:00 h.‬
‪AGOSTO / ‬Martes, Miércoles‪ y Viernes de 18:00 h‬. ‪a 20:30 h‬. Sábado ‪19:00 h‬. ‪a 21:00 h. ‬/ Domingo ‪de 12:00 h‬. ‪a 14:00 h.‬

Exposición se expone en CC Paco Rabal de Villanueva del Rí­o Segura gracias al Programa Regional EXE 2019 – Plan de Espacios Expositivos (Consejería de Turismo y Cultura y Instituto de las Industrias Culturales y las Artes de la Región de Murcia) @regiondemurcia_ @katarzynarogowicz
#katarzynarogowicz #dibujo #ilustración #haiku #diseñográfico #autoedición

CARTEL 2 Katarzyna Rogowicz - Villanueva del Río Segura

17 en Villanueva del Río Segura

INVITACIÓN Katarzyna Rogowicz - Villanueva del Río Segura

La exposición “17, UN TRIÁNGULO D+I+H” de Katarzyna Rogowicz se inaugurará el día 24 de julio a las 21:00 horas en la Sala de Exposiciones del CC Paco Rabal de Villanueva del Río Segura, coincidiendo con las fiestas patronales del municipio.

Dicha muestra pertenece al Plan de Espacios Expositivos (EXE) puesto en marcha por la Consejería de Turismo y Cultura de la Región de Murcia.

La directora general del Instituto de las Industrias Culturales y de las Artes (ICA), Marta López-Briones, recordó que “para esta tercera edición se presentaron casi 150 artistas, lo que demuestra la buena acogida del Plan de Espacios Expositivos y el interés de los propios creadores por participar en una iniciativa que tiene como principal objetivo la promoción de su trabajo, colaborando además con los municipios en el diseño de una programación cultural de calidad que llegue a diferentes públicos y que acerque el arte contemporáneo a la sociedad”.

_____________________________________________

CC Paco Rabal de Villanueva del Río Segura

Plaza de la Constitución 1

Villanueva del Río Segura

Murcia

Teléfono de contacto: 968 69 81 86

http://www.villanuevadelsegura.es

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: