“Habitar la inspiración: Katarzyna Rogowicz”. Un proyecto cultural de Murcia Inspira con la colaboración de Cervezas Alhambra

Nos adentramos en los espacios de creación de los artistas de la Región, allí donde surgen los trazos, donde nace la creación.

Katarzyna Rogowicz-Fotograma.png

Habitar la inspiración, es una sección audiovisual donde artistas del panorama murciano nos revelan sus fuentes de inspiración en un recorrido comentado por el espacio (estudio, taller, etc) donde desarrollan su labor creativa.

Inauguramos esta serie de ví­deos en el bonito y luminoso estudio de la dibujante Katarzyna Rogowicz, artista de corazón báltico, nacida en Sosnowiec (Polonia) y de espíritu mediterráneo. Nos habla de inspiración, de sus motivaciones como artista y de la luz de Murcia que hace suya, donde vive desde hace 25 años.

Retrato, naturaleza, color.. conoce el trabajo de la artista en nuestro canal de YouTube.

Murcia Inspira es el proyecto cultural que, con la colaboración de Cervezas Alhambra, dinamiza la amplia oferta artística de Murcia a través de una propuesta multidisciplinar, poniendo en valor a los artistas y difundiendo sus procesos creativos.

Murcia Inspira programa diversas actividades culturales para mostrar el talento de los creadores murcianos y celebrar la riqueza artística y patrimonial de la ciudad. Una serie de acciones puestas a disposición del público para compartir, de primera mano, exquisitos momentos de creatividad y co- nocimiento de la mano de Cervezas Alhambra.

Con su magazine cultural Murcia Inspira quiere dar a conocer más profundamente al artista y su inspiración, indagando en su obra, explicando sus objetivos, analizando sus intereses. Con un estilo moderno y actual, la publicación pone el foco en esa creatividad que tiene Murcia a flor de piel: a través de entrevistas, reportajes y artículos nos acercamos al talento murciano desde una perspectiva diferente e informamos al público de la oferta cultural de nuestra Región.

 

Entrevista: Miriam Huéscar / Vídeo: Paula Mínguez

 

LA RADIO DEL SIGLO. Katarzyna Rogowicz en Foro Expertos de Factoría Cultural

 

 

 

Anuncios

Vértigos y compromisos de ser artista. Apuesta vital y personal por el dibujo como generador del deseo.

Katarzyna Rogowicz FORO DE EXPERTOS

En este #ForoExpertos, Katarzyna Rogowicz hablará de la importancia del deseo para poder crear. Mostrará a través del material visual y audiovisual sus importantes giros y puntos de inflexión. Metamorfosis en su trayectoria personal y profesional unida a sus constantes cambios de identidad. Hablará de un nuevo enfoque para gestionar proyectos artísticos después de haber formado parte de Factoría Cultural Región de Murcia.

Finalizaremos con una charla-coloquio que favorezca el networking entre los asistentes.

Cuando

Jueves, 11 de abril de 2019

18:30 h. – 20:00 h.

Inscripción gratuita de aforo limitado

QUIERO INSCRIBIRME

Dónde

Factoría Cultural / Vivero de Industrias Creativas es un espacio para la creación y el desarrollo de iniciativas empresariales en los distintos ámbitos de las artes, la comunicación y las nuevas tecnologías, todos ellos incluidos entre las industrias culturales y creativas. Este vivero nace para fomentar y hacer realidad proyectos innovadores y sostenibles en un entorno de trabajo agradable, humano, abierto, dinámico, orientado al usuario y que favorezca el networking, que acoge y apoya a emprendedores que deseen hacer realidad una idea o proyecto creativo.

Centro Párraga

s/n Calle Madre Elisea Oliver Molina

30002 Murcia

 

 

La Universidad de Murcia acoge la exposición ‘Entre Científicas’ para visibilizar la aportación de las mujeres a la ciencia

La muestra, organizada por la Fundación Séneca, podrá visitarse hasta el 22 de marzo en la facultad de Biología

La facultad de Biología de la Universidad de Murcia acoge la exposición ‘Entre Científicas’, una muestra organizada por la Fundación Séneca que pretende visibilizar el papel y la aportación de las mujeres a la ciencia a través del trabajo de prestigiosas científicas que lideran el avance en importantes ámbitos del conocimiento.

Margarita-Salas-para-Jot-Down
Margarita Salas: «Cuando era joven me discriminaban por ser mujer, ahora me siento discriminada por ser mayor»

Fruto de un proyecto de la agencia regional de investigación, el objetivo de la muestra es inspirar al mayor número posibles de jóvenes para que desarrollen su talento en las aulas, los laboratorios y las empresas, así como también puedan participar de un liderazgo tradicionalmente atribuido al género masculino. Si bien es cierto que el número de mujeres científicas ha aumentado notablemente en los últimos años, sigue siendo necesario reivindicar una mayor presencia entre el personal docente e investigador.

La muestra recoge retratos de 34 prestigiosas científicas, entre las que figuran las Doctoras Honoris Causa de la UMU Margarita Salas y María Blasco, junto con una breve reseña biográfica de cada una de ellas. Los retratos han sido elaborados por la artista Katarzyna Rogowicz. La exposición podrá visitarse hasta el 22 de marzo en la facultad de Biología y está previsto trasladarla al Claustro de la facultad de Derecho en fechas aún por determinar.

Margarita Salas-Katarzyna Rogowicz-Fundacion Seneca
Retrato de Margarita Salas para la Fundación Séneca / Dibujo©Katarzyna Rogowicz

 

 

Maria Blasco-Katarzyna Rogowicz-Fundacion Seneca
Retrato de María Blasco para la Fundación Séneca / Dibujo©Katarzyna Rogowicz

 

A la presentación de esta muestra ha asistido el vicerrector de Calidad, Cultura y Comunicación, Francisco Javier Martínez Méndez; acompañado de parte del equipo decanal de la facultad; el Director General de Universidades e Investigación, Juan Monzó Cabrera; y el Director de la Fundación Séneca, Antonio González Valverde.

Fuente: Universidad de Murcia

“Katarzyna Rogowicz vuelve al bosque” por Manuel Madrid

19-02-2019- BUESO- KATARZYNA

Estos días puede verse en la Facultad de Empresa de la UPCT ‘Entre mujeres’, en la que ha retratado a 34 afamadas científicas. La ilustradora halla en la naturaleza inspiración para su nuevo proyecto en Madrid, ‘Black velvet’

Hace dos años Katarzyna Rogowicz tomó una decisión: «¡Yo quiero dibujar! Fíjate, qué sencillo es saber lo que uno quiere en la vida». La pintora polaca [nacida hace 47 años en Sosnowiec, aunque en 1992 se trasladó a la Región acompañando a su padre, entrenador del Volley Murcia, equipo en el que ella también jugó, y aquí echó raíces, se enamoró y formó su propia familia, con su hija Alicia como epicentro] había hecho de todo ya en su afán de vivir del arte, participando en decenas de exposiciones individuales y colectivas, ilustrando libros -memorable fue ‘La fiebre’, el monólogo de Wallace Shawn, con sus dibujos- y convirtiéndose en una artista solicitada para las iniciativas más diversas. Como aquella especie de máquina fotomatón que se instaló en el Pabellón 2 del Cuartel de Artillería en la que hacía retratos en tres minutos a quien se sentara frente a ella. Era pura supervivencia. «Fui como arrastrada por un tsunami», cuenta a ‘La Verdad’ en su estudio de La Alberca (Murcia), un piso en el que ha creado un ecosistema con plantas colgantes, curiosos elementos recuperados de la naturaleza, fotografías antiguas… Una constelación de emociones gira a su alrededor cada vez que se pone ante el espejo y cuando se dispone a crear algo nuevo a partir de un apunte, una idea o un pensamiento incordiante. «Haces de todo, muy bien, estoy muy contenta… pero no había un enfoque», prosigue, en un intento por explicar cómo es la Katarzyna de hoy, salvada ya de las ataduras del pasado.

Pasar por Factoría Cultural ha sido, en su caso, una de las experiencias que más han enriquecido su vida artística. «Lo que pasó es que me hizo pensar en qué quiero, hacia dónde quiero llegar, qué me gusta hacer… y partiendo de un enfoque. Me sirvió para trabajar sobre mi propia identidad. Si yo soy artista, puedo ser mujer, puedo ser pareja, puedo ser madre… pero solo desde una identidad. Igual desde un nivel profesional: yo no puedo ser todo. Porque eso te despista y te agota. Pero ahora quiero, desde el punto de vista del dibujo, afrontar el resto. Pueden ser experiencias, producción artística, ilustración de textos… ¡Pero desde el dibujo! Soy una artista que dibuja, esa sería mi autodefinición».

21 FEBRERO 2019-LV-Katarzyna Rogowicz-3

La Katarzyna ilustradora tiene dos exposiciones en marcha. Una en la Facultad de Empresa de la Universidad Politécnica de Cartagena, ‘Entre científicas’, producida por la Fundación Séneca, formada por 34 retratos de prestigiosas científicas a largo de la historia, y la segunda en Invernadero Garden Center Bourguignon de Madrid, bajo el título en inglés ‘Black velvet (terciopelo negro)’, incursión en el reino botánico a partir de sus experiencias, con las que trata de buscar su identidad desde la misma raíz. Esta última muestra, que se inaugura el próximo martes, abre para la artista una puerta para continuar en ese proceso de reconciliación con ella misma tras una crisis existencial. Katarzyna estudió tejido artístico durante dos años en una escuela polaca que estaba ubicada en un bosque. «Era una escuela hecha al estilo sueco donde fusionaban arte contemporáneo con artesanía local, dependiendo de la región donde estabas se hacía cerámica, tejido, ganchillo, talla en madera… Eso fue muy interesante, porque aún tengo ese punto. Siento un gran amor por los tejidos». ¿Por qué se llama ‘Terciopelo negro’ la propuesta? «Porque cuando voy a la naturaleza toco todo. ¿Has tocado alguna vez el musgo?», le pregunta al fotógrafo Enrique Martínez Bueso. «¿A que es agradable? El terciopelo de seda 100% natural es increíble, es una belleza», dice mientras acaricia un paño importado de Alemania, con el que está trabajando precisamente para construir una vitrina similar a aquellas en las que se disecaban mariposas». Ahí tiene previsto instalar las piezas con las que ilustrará un mono de 2 metros, que colgará en el interior de un invernadero. El simpar animal tendrá en las manos atrapasueños de cáscara de jacaranda. «Son sonajeros de ojos, porque he conseguido cinco prótesis oculares. Me divierto mucho».

Aprendió a dibujar de la mano de su abuelo, en el campo, donde ha vuelto a ilusionarse tras un periodo gris

Serán 24 obras, de momento, ya que el proyecto tendrá continuidad. Su intención es publicar un libro con estas ilustraciones, a modo de breviario. «No es un proyecto acotado, y me alegra que vaya a crecer con el tiempo, porque he encontrado una fuente de inspiración en la naturaleza, de nuevo. La naturaleza es orden, en ella hay perfección, y siempre hemos querido copiarla».

El proyecto de las mujeres científicas para la UPCT, totalmente diferente, «también surge de un deseo, porque mi pasión es retratar a las personas, me encanta mirarlas e intentar decir de ellas lo que hay detrás de la cara, que es una máscara realmente. Darte a conocer a través de un retrato, captar algún pensamiento, un gesto… tiene que ver mucho con mi abuelo, porque él a lo largo de muchos años retrató a toda una generación de polacos». Su abuelo, Mieczyslaw Okrajek, fue su maestro. «Yo iba con él a dibujar al campo, a hacer paisaje. Y luego él iba a los conciertos de música clásica y en largos viajes en tren se ponía y hacía perfiles de gente, en un minuto. Me di cuenta de que era el primer Facebook, porque son perfiles robados. Yo hice un proyecto con sus obras y perfiles míos de frente». Decenas de cuadernos, que Katarzyna conserva en su casa, con dibujos esquemáticos y con nervio, «con una seguridad increíble, sin borrones», que son una joya para ella, realizados a lo largo de 20 años.

Luces en el camino

Ser artista profesional, con todas las consecuencias, es su reto más estimulante. «Quiero un compromiso conmigo a nivel profesional, uniendo esas dos líneas, la vital y la artística, que se complementan y se retroalimentan». La artista que buscaba la aceptación y la felicidad a través del otro ya no es ella. «Ya he entendido que me puedo realizar a través de lo que yo hago». Nuevas perspectivas se han abierto -hay cuatro personas que no se le van de la boca: Rosina Gómez Baeza, presidenta de Factoría Cultural (Vivero de Industrias Creativas), e Isabel Yáñez, directora de la sede de Murcia; la gestora cultural Miriam Huéscar y la comisaria y bloguera Semiramis González-, a caballo entre Murcia y Madrid, para esta ilustradora que siempre ha creído en la «creación inconsciente». Este año expondrá en Arquitectura de Barrio en Murcia los trabajos que ahora lleva a Madrid, con nuevas incorporaciones, y tiene previsto sacar adelante el libro a través de micromecenazgo, como con ‘Fever’ y con su segundo libro, ’17+1. Haiku’, para el que ilustró textos de Juan González de las Casas.

Su paso por Factoría Cultural le ha abierto nuevos horizontes: «Me han ayudado a saber lo que quiero»

También expondrá «en la tienda más querida» de Roberto Verino en Orense a final de año. Y estará en la exposición colectiva de los 20 años del Museo de la Ciudad de Murcia, interpretando la mutilación de la talla de la Patrona de Murcia para poder vestirla. «Y lo haré a través del dibujo, ¿cómo no?». Cualquier árbol grande necesita echar raíces, y las suyas le permiten mantenerse erguida frente a los peores vientos.

 

Manuel Madrid
Fotografía © Enrique Martínez Bueso

“Katarzyna Rogowicz visibiliza a la mujer científica” por Asier Ganuza

Katarzyna Rogowicz ESTUDIO-foto Ruben Muñoz Sanchez-2

Katarzyna Rogowicz visibiliza a la mujer científica. La artista polaca retrata para una exposición de la Fundación Séneca a más de una treintena de investigadoras de todo campo, época y nacionalidad con el objetivo de demostrar que ellas siempre estuvieron ahí.

«Las mujeres no van a llegar; ya están». Las palabras de la bioquímica y bióloga molecular española Margarita Salas –creadora de «la patente más rentable de España»: la proteína ADN polimerasa– sirven para resumir el concepto de Entre científicas, una exposición que desde este lunes puede visitarse en la Facultad de Ciencias de la Empresa de la Universidad Politécnica de Cartagena y cuyo objetivo es romper con la idea de que en los laboratorios y espacios de investigación no hay –o no ha habido a lo largo de la historia– lugar para las mujeres.

«¡Siempre hemos estado! Es un problema de visibilidad; si no hay visibilidad parece que no existe, pero hemos estado siempre trabajando tanto en el ámbito de la ciencia como en el arte». Quien habla es Katarzyna Rogowicz, artista polaca –afincada en Murcia desde hace años– que se ha encargado de retratar a 34 mujeres cuyos nombres aparecen –o deberían aparecer–, por derecho propio y con letras doradas, en los libros de este campo. Hablamos, por ejemplo, de la alemana Christiane Nüsslein-Volhard, bióloga, que descubrió como intervienen los genes en el desarrollo de los organismos estudiando la mosca de la fruta. También de Elizabeth Blackburn, bioquímica australiana pionera en la investigación sobre las causas de nuestro envejecimiento, o de la química israelí Ada E. Yonath, descubridora de la estructura de los ribosomas.

Con idéntico formato, los retratos han sido realizados con plumilla y, sin excepción, en blanco y negro; una elección arriesgada pero mediante la cual la artista pretendía «expresar el máximo a través de la línea». Y es que Rogowicz no se ha limitado a ‘caricaturizar’ a estas mujeres: «Me pasaron la lista, me pasaron información sobre ellas, pero tuve que investigarlas una a una porque mi intención no era simplemente representar sus rostros, sino decir algo más. A mí me gusta mostrar lo invisible, aquello que puede transmitir o expresar una persona a través del rostro. Y no tuve mucho tiempo para pensarlo porque estos proyectos aparecen casi de la noche a la mañana y hay que afrontarlos con decisión, pero ésta es mi pasión, y cuando algo te gusta y te apasiona lo haces a gusto», apunta la artista, que reconoce haberse involucrado mucho en la vida –«no solo científica»– de mujeres como las ya mencionadas y otras, incluso de otros ámbitos, como la economista estadounidense Elinor Ostrom, primera mujer en recibir un Nobel en su categoría, o la psicóloga May Britt Moser, la descubridora del GPS del cerebro.

«Y, sin embargo –a pesar de que, efectivamente, son muchas las mujeres que han estado y están ahí, colaborando activamente en el desarrollo científico de nuestras sociedades–, aún no hay suficientes mujeres en la ciencia y, a menudo, su ausencia se hace notar en los estudios, así como en las profesiones relacionadas con las ciencias y la ingeniería y en sectores tecnológicos, especialmente el digital, con el que se relacionan buena parte de los empleos del futuro», apuntan desde la Fundación Séneca-Agencia de Ciencia y Tecnología de la Región de Murcia, responsable del proyecto.

Por eso, Entre científicas, enmarcada en el programa de cultura científica de la institución, trata de «hacer más visible el papel y la participación de las mujeres en la ciencia explotando la fuerza de las científicas role model (científicas ejemplo) como media para inspirar a un número mayor de jóvenes para que desarrollen su talento en los laboratorios de universidades, organismos de investigación y empresas». Y, para ello, han contado con Rogowicz, íntimamente ligada a la fundación después de haber dirigido varios talleres en la Semana de la Ciencia y la Tecnología, en La Noche de los Investigadores y, también, tras haber sido miembro del jurado en varias ediciones del concurso infantil ‘Dibuja a un científico’. «Es que el arte es ciencia. Dibujar es aprender, descubrir infinidad de cosas. Creo que ahí hay un paralelismo, que tienen mucho que ver», afirma la autora de los retratos.

Katarzyna, artista polifacética –casualmente ahora centrada en el dibujo y, en concreto, en el retrato– recuerda en una charla con LA OPINIÓN la propuesta que le hizo Antonio González Valverde, director de la Fundación Séneca. «Ellos habían hecho la selección con 34 científicas de todo el mundo, y de todas las edades y de todos los campos, pero resultaba imposible reunir fotografías de todas ellas por cuestiones de derechos o porque, directamente, no había. Y me alegró un montón que me llamaran para hacerlo así porque es un ejemplo más de que el dibujo, como rama del arte, está tomando una fuerza, una importancia, que no ha tenido hasta ahora en el arte contemporáneo; y tiene un valor y una fuerza incalculable», asegura.

De hecho, para la artista, «el poder del arte, del dibujo, y de ver las cosas en imágenes, es mayor que el de la palabra escrita o hablada, que se puede ‘perder’ por el camino». No obstante, los organizadores de la muestra –que se puede solicitar a través de la Fundación Séneca para exhibir en institutos y universidades– no han renunciado a ofrecer, junto a los retratos de Rogowicz, algo de información acerca de estas mujeres, entre las que también se encuentran –por citar algún nombre más– la farmacéutica china Tu Youyou, que conjugó la tradición milenaria del país asiático y la ciencia moderna para combatir la malaria, y la italiana Fabiola Gianotti, primera mujer que dirige el CERN. En concreto, los dibujos se han instalado en una serie de paneles en los que se incluyen datos biográficos, citas e información sobre los estudios, descubrimientos y patentes de sus protagonistas; información que se puede completar a través de una página web bilingüe castellano-inglés (www.fseneca.es/entrecientificas/) que no sólo muestra en formato digital el contenido de la exposición, sino que ofrece multitud de recursos on line que la complementan.

Katarzyna Rogowicz-La Opinion- Mujeres cientificas

Katarzyna Rogowicz-La Opinion- Mujeres cientificas 1

Asier Ganuza

La Opinión / 13 de febrero de 2019

Fotografía © Rubén Muñoz Sánchez

 

 

“La Surrealista que llegó del Este” por Juan Bautista Sanz

19 enero2019-opi-katarzyna rogowicz-1

“Katarzyna Rogowicz se mueve con libertad como pez en el agua por los ambientes culturales de Murcia y Madrid, donde recientemente ha inaugurado estudio. Esta semana ha participado en un encuentro-coloquio en el MUBAM bajo el título “Mujer, creación y cultura” ; ha sido la tercera mesa de mujeres creadoras; generadoras de arte” y ha compartido mesa con las siguientes invitadas: Silvia Márquez, intérprete y directora de La Tempestad, Ana Andújar, profesora y autora del blog “Dare to be one of us, girl” y Mar Sáez, fotógrafa. Abordaron cuestiones como los estereotipos, el emprendimiento en las industrias culturales y la realidad a la que se enfrentan las artistas. Katarzyna tiene un mundo en sus conceptos; es lo más importante. Se desenvuelve como ilustradora y es consecuente con aquel Manifiesto Surrealista. “…pensamiento y doctrina freudiana, y en ello olvidar otras procedencias y concomitancias…” es decir una permanente reivindicación del este geográfico.”

SALÓN DEL ARTE / La Opinión de Murcia

Sábado, 19 de enero de 2019

 

Jornada de presentación de nuevas empresas culturales

elevator pitch-katarzyna rogowicz

Bajo el lema: “A Polish drawing, forever yours” en esta jornada, presentaré mi proyecto donde mi especialidad es generar experiencias a través del DIBUJO avalada por la trayectoria de más de 25 años. Ofrezco e imparto talleres creativos, realizo ilustraciones, retrato personalizado por encargo y produzco arte basado en propias vivencias. En cualquier caso el DIBUJO cómo valor añadido a otros productos.

Compartiré la jornada con emprendedores de talento y sus nuevas empresas culturales y creativas que todos hemos desarrollado en Factoría Cultural Región de Murcia durante el 2018.

Un punto de encuentro entre profesionales, empresas y organismos vinculados con el emprendimiento y las industrias culturales y creativas.

Leer mas

Encuentro-Coloquio “Mujeres creadoras: generadoras de arte”

mujeres creadoras-cartel-katarzyna rogowicz

Este jueves 17 de enero a las 19.00 h. tendrá lugar la tercera mesa redonda del ciclo MCC, titulada ‘Mujeres creadoras: generadoras de arte’ y contará con las invitadas: Silvia Márquez, intérprete y directora de La Tempestad, Ana Andújar, profesora y bloguera autora de “Dare to be one of us, girl”, Mar Sáez, fotógrafa y Katarzyna Rogowicz, artista, y moderado por la historiadora del arte Maria Eugenia Martínez.

El ciclo de encuentros-coloquio ‘Mujer, creación y cultura’ invita al Museo de Bellas Artes de Murcia (Mubam) a diferentes profesionales de dentro y fuera de la Región que muestra su visión sobre la actividad de la mujer en el ámbito cultural. Consta de tres mesas redondas en las que se abordarán temas como los estereotipos, el emprendimiento en las industrias culturales y la realidad a la que se enfrentan las artistas.

¡Os esperamos!

Coordina: Míriam Huéscar. Licenciada en Historia del Arte, Máster en Producción, Gestión Cultural y Economía de la Cultura. Gestora de proyectos y producción cultural.

Lugar:

MUBAM
Salón de Actos del Museo de Bellas Artes de Murcia
C. Obispo Frutos, 12
19:00 h.
*Entrada libre hasta completar aforo

Mi nuevo estudio en La Nave Coworking Madrid

katarzyna rogowicz-la nave coworking1

La gran ventaja de mi trabajo cómo artista y ahora enfocado hacia el DIBUJO es que puedo instalarme en cualquier sito o lugar. Desde diciembre/2018  he tenido la gran suerte de caer en La Nave Coworking de Madrid. He montado mi estudio portátil y he desarrollado allí parte de mi futuro proyecto expositivo BLACK VELVET.

katarzyna rogowicz-la nave coworking2

Es un lujo estar rodeada de historia y arte. La Nave Coworking fue rehabilitada y diseñada por Ramón Garrigues, hijo y heredero del famoso arquitecto Mariano Garrigues Díaz-Cañabate.

El estudio fue y es también el plató de rodajes de películas, anuncios y entrevistas ( Película “Bienvenido a casa” dirigida por David Trueba o Spot de televisión “La magia de la Navidad Liberty Chocolate 22”)

El éxito de La Nave es que ha conseguido crear un espacio de trabajo para cualquier tipo de empresa creativa, actual y en auge. He comprobado que da lugar a que surgan sinergias y grandes colaboraciones profesionales. Por tal experiencia, he decidido compaginar mi vida y trabajo entre Murcia y mi nuevo espacio en Madrid.

¡Os invito a conocerlo!

 

La Nave Coworking

C/Don Quijote 1

28020 Madrid

Tel +34 91 553 42 85

 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: